Amplio resumen “Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva”

El libro de Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen R. Covey no es un libro de crecimiento personal cualquiera. De este libro de desarrollo personal publicado en 1989 se han vendido más de 25 millones de copias y, además, se ha traducido a 52 idiomas distintos.

En esta página voy a hacerte un resumen del libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Me ayuda a asimilar el contenido del libro y además te voy a ayudar mucho a ahorrarte tiempo. 😉

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva: resumen por capítulos

El libro de Covey se divide en tres partes. Cada parte está formada por varios capítulos en los que se van presentado los 7 hábitos. Los hábitos propuestos por Stephen R. Covey para ser altamente efectivos.

El objetivo del libro es el éxito personal, el vivir en armonía y ser feliz.

Covey comparte sus experiencias para que las puedas aplicar a tu caso. Estos hábitos están basados en principios universales, que no varían y que te ayudan a mantener un rumbo sólido en tu vida.

Introducción a los 7 hábitos

Estos hábitos también están basados en lo que el autor llama el principio del equilibrio P/CP. La “P” hace referencia a la Productividad y “CP” a la Capacidad Productiva.

Como ejemplo del principio P/CP pone la fábula de Esopo, que fue un escritor de fábulas griego que vivió durante el s.VII aC.

La fábula de la gallina de los huevos de oro

Esta fábula cuenta que un pobre granjero descubrió que una de sus gallinas había puesto un huevo de oro. Conforme la gallina ponía los huevos de oro, el granjero los vendía y así se hizo muy rico.

La gallina “solo” ponía un huevo al día así que el granjero decidió abrir a la gallina para poder sacar todos los huevo de oro. Obviamente, la gallina muere y el granjero se queda sin más huevos de oro.

La reflexión inicial del libro es que debemos adoptar un modelo de vida centrado en el equilibrio entre la productividad (los huevos de oro) y la capacidad productiva (el cuidar la gallina).

De la dependencia a la interdependencia

Covey propone en sus capítulos pasar de la dependencia a la independencia como individuo. De esta forma llegar a relacionarnos con gente también independiente y formar una red de interdependencia donde la retroalimentación sea bestial. ¡A conseguir el máximo potencial! 😀

Hábito 1: Ser proactivo

El primer hábito, como casi todos los hábitos del libro, empieza con una reflexión:

¿Por qué somos como somos?

Si nos basamos en la teoría determinista ampliamente aceptada del “estímulo/respuesta” del filósofo ruso Pavlov llegamos a 3 respuestas. Soy así por:

  1. Determinismo genético. Está en mi ADN. Soy así.
  2. Determinismo psíquico. Me han educado así. Soy así.
  3. Determinismo ambiental. Soy así por el entorno.

Esta teoría determinista nos viene a decir que estamos condicionados para responder de una forma concreta a un estímulo concreto.

El hombre en busca del sentido

Para introducir el concepto de la proactividad, Covey usa como ejemplo el libro autobiográfico “El hombre en busca del sentido” escrito por Frankl. Viktor Emil Frankl fue un psiquiatra austríaco que sobrevivió a varios campos de concentración nazis como por ejemplo el de Auschwitz. Covey define la proactividad:

Proactividad es iniciativa, es la responsabilidad de hacer que las cosas pasen, es adoptar una conducta no fruto de las circunstancias sino de una elección consistente alineada con tus valores.

Si quieres ser una persona proactiva, debes alejarte de la reactividad. Debes comprender que entre el estímulo y tu respuesta tienes la libertad interior de elegir. Elegir usando la autoconciencia, la imaginación, la volundad independiente, la consciencia moral, etc.

Covey lo repite en varias ocasiones:

La clave de la persona proactiva es el ser capaz de subordinar los impulsos o reacciones a los valores de uno mismo.

Ser proactivo, tomar la iniciativa, autoconsciencia

Tu tienes unos valores, una forma de entender la vida, etc. pero quizás no eres consciente de estos valores y puede ser que estés actuando totalmente en contra de éstos. Este hecho puede hacerte infeliz o no sentirte realizado como persona.

Ser autoconsciente de tus conductas, reacciones y actividades te acercará a entenderte a ti mismo. A entender estos valores y tus mapas mentales.

Covey finaliza el primer hábito reflexionando sobre en qué invertimos nuestro tiempo. Dice ser importante invertir el tiempo donde podemos hacer algo (a esto lo llama el círculo de influencia) y no tirar el tiempo en problemas que no podemos hacer nada.

Como ejemplo, estar en una preocupación constante por el tiempo es  una tontería ya que no nos es posible cambiarlo. Invertir el tiempo en cosas donde puedes cambiar algo te hará sentir más fuerte y aumentar tu círculo de influencia.

Sé parte de la solución y no del problema.

Hábito 2: empezar con un fin en mente

El capítulo empieza sugiriéndote que imagines tu propio funeral y que te preguntes qué te gustaría que dijeran de ti en ese momento. Empezamos fuerte.

El hábito 2 del libro de los 7 hábitos es el de empezar con un fin en mente. Ten presente este fin al trepar a toda velocidad por la que el autor llama “la escalera del éxito”. Que no te des cuenta tarde que la escalera está apoyada en la “pared” equivocada.

Todas las cosas se crean dos veces

Covey pone como ejemplo el decorar una casa.

  • Primero trabajamos en ideas del tipo: “quiero un sitio para estar con los niños pasándola bien”.
  • Seguimos acumulado ideas hasta llegar a la creación mental. Esto sería la “primera creación”.
  • El último paso es hacerlo realidad. La “segunda creación”.

Es en este capítulo del libro de los 7 hábitos, Covey diferencia entre el liderazgo de la administración del liderazgo. El liderazgo seria la primera creación, mientras que la administración del liderazgo sería la segunda creación.

El líder es el que marca el camino. El que administra el liderazgo se encarga de ir rápido, tener procesos definidos, protocolos, etc.

El líder también es el que se encarga de encontrar la pared donde apoyar la escalera mencionada.

Reescribiendo el guión

Se recomienda autoconsciencia para comprender cuáles son tus valores internos y diseñar la primera creación acorde con éstos.

Esto es empezar con un fin en mente.

Es importante tener los valores claros durante todo el día para que, cuando surjan problemas o nuevas circunstancias no previstas, podamos actuar en consonancia a lo que hay en nuestra mente. En este punto te puede ser de ayuda apuntarte unas frases que te sirvan de guía y recordatorio. Tenlas siempre a mano. 😉

resumen del libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva hasta este punto:

  • En tu vida tienes distintos roles (padre/madre, hijo, jefe de proyectos, …)
  • Con autoconscienca sobre tus conductas y pensamientos conocerás mejor tus valores y mapas mentales.
  • Teniendo claro qué es lo importante para ti, lidera tu vida con la primera creación. Crea en tu mente el yo que quieres ser en cada rol.
  • Administra el liderazgo con la segunda creación. Toma decisiones acorde a donde quieres llegar.
  • Redacta frases afirmativas que te ayuden a seguir el camino que deseas. Tenlas presente a diario.

Covey comenta que uno de los problemas que él ha encontrado a menudo es la falta de perspectiva. El tener una misión de vida que se centra en un rol dejando de lado otros roles. Esto crea un desequilibrio en la vida. Si solo tienes en cuenta tu rol como jefe de planta y obvias el que eres padre o madre, olvidas que eres amigo o amiga…

Hábito 3: Primero lo primero

En este capítulo de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva Covey refuerza la idea de primero poner lo primero.

Puede parecer simple de entrada pero si para ti lo primero es la familia, porque así lo reflejan tus valores, entonces tenlo presente al realizar horas extras o comprometerte con algún amigo en realizar alguna tarea. Todo esto último está bien pero que sepas que no es lo más importante para ti.

Decir no es decir si a otras cosas

Decir explícitamente NO es decir que Sí a otra cosa y viceversa. Decir Sí quiere decir No a otra. Por ejemplo decir sí a acompañar a un amigo a comprar ropa es decir no a ir a visitar a tu madre o ir a ver el partido de tu hijo.

  • En el hábito uno la consiga es algo como “tu tienes el poder, depende de tí”.
  • En el segundo es “crea lo que quieras en tu mente”.
  • El tercero es “¡Hazlo! Manos a la obra”.

Administración del tiempo

Se refuerza en este punto el mensaje de equilibrio entre P/CP que te he comentado antes y habla extensamente de la matriz de administración del tiempo en la cual distingue 4 cuadrantes:

  1. Importante y urgente
  2. Importante, no urgente
  3. No importante, urgente
  4. No importante, no urgente

Covey pone todas las tareas en esta tabla y reta al lector a clasificar las tareas de su día a día.

Para tener un buen equilibrio P/CP y no tener la sensación de estar siempre apagando fuegos ves trasladando en el medida de lo posible las tareas al cuadrante 2. El de “Importante, no urgente”.

Trasladar las tareas a este segundo cuadrante permite que te organices, anticipes, prepares y consigas tus objetivos poniendo primero, lo primero. 🙂

Aumentar la Productividad delegando

Con ejemplos muy ilustrativos, Covey explica como delegar en “encargados” y no en “recaderos”.

Para aumentar tu productividad es esencial que delegues en otros algunas de tus tareas del día a día.

Delegar encargando la tarea a alguien e invirtiendo el tiempo para que éste pueda realizar la tarea es clave para poder aumentar tu productividad.

Si por el contrario no explicas el objetivo de la tarea y delegas en “recaderos”, pidiendo en cada momento lo que tiene que hacer esta persona… Acabarás siendo poco productivo estando más pendiente que se hace todo como tu querías. Y lo importante son los resultados. Céntrate en los resultados, no en el cómo.

Covey insiste en que:

La forma de conseguir la mejor productividad es no decir cómo se debe hacer si no establecer claramente cuál debe ser el resultado.

Con este tercer hábito finaliza la primera parte del libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen R. Covey. Finaliza la parte de las victorias privadas. Finaliza la parte del ser independiente para empezar con las victorias públicas y lograr la interdependencia productiva con otras personas también independientes.

De la victoria privada a la victoria pública en Los 7 hábitos

Antes de entrar en los hábitos de la victoria pública, Covey insiste en que solo desde de las victorias privadas se pueden alcanzar las autenticas victorias públicas. Solo desde la independencia del individuo se puede llegar a una interdependencia real y efectiva con otras personas.

Con el autoconocimiento hablado en los hábitos de la victoria pública conseguimos ser personas que son lo que son y actúan y dicen acorde a lo que son.

Al final, en las relaciones con otras personas, el actuar y decir según lo que uno no es se nota. Esto provocará seguramente desconfianza y un “esta persona tiene un algo que no me gusta, no me cuadra”. De ahí la insistencia en el saber como somos, tener unos mapas mentales claros, brújula de vida, etc.

En este apartado además se introduce el ejemplo de la cuenta bancaria emocional para entender la relaciones entre personas.

P/CP en relaciones interdependientes: la cuenta bancaria emocional

La relación entre la productividad y la capacidad productiva en las relaciones interdependientes es explicada a través del ejemplo de la cuenta bancaria emocional. Cada vez que interactúas con una persona, tienes la oportunidad de depositar saldo positivo o saldo negativo en tu cuenta bancaria emocional particular de la otra persona. Por ejemplo, preparar el desayuno para tu pareja cuando esta no se encuentra bien puede ser un depósito positivo en la cuenta bancaria emocional que él o ella tiene de ti.

El tener una cuenta bancaria positiva hace que la comunicación sea fácil, las dos personas harán el esfuerzo necesario para entenderse aún cuando las explicaciones no son del todo buenas. Por otra parte, si la cuenta bancaria está en números rojos, se deberá ir con cuidado y con pies de plomo para no caer en malos entendimientos.

Para una cuenta bancaria emocional sana

  1. Comprender al individuo
    Que un depósito sea positivo o negativo depende exclusivamente de la otra persona. Lo que para una persona puede ser percibido de forma positiva, puede no ser así para otra.
  2. Atención a los pequeños detalles
    En los pequeños detalles a veces encontramos los grandes depósitos, tanto positivos como negativos.
  3. Mantener los compromisos
    Hacer lo que te comprometes es clave para los depósitos emocionales.
  4. Expectativas explícitas y claras
    Muchas dificultades tienen como raíz a una falta de claridad en las expectativas iniciales.
  5. Discúlpate, pide perdón
    Si te has equivocado, no dudes en pedir perdón lo antes posible. Ten en cuenta que estar disculpándote constantemente a alguien hará que deposites grandes cantidades negativas. Ya que si te equivocas constantemente, el pedir perdón no será suficiente.
  6. Integridad personal
    Ser leal, ir de cara, no engañar.
  7. Amar incondicionalmente
    Amar a alguien poniendo condiciones es condicionar la respuesta de la otra persona, esto influirá sin duda en los depósitos emocionales.

Los problemas son oportunidades

Problemas de productividad pueden suponer una oportunidad en la capacidad productiva. Una oportunidad para grandes depósitos positivos.

Y si, ¿la relación está rota? Si la relación está en números rojos, cualquier cosa que intentes puede ser malinterpretado y hacer seguir bajando los números rojos. 🙁

Para estos casos, Covey habla de centrarse en lo que uno controla, trabajar en el círculo de confianza. De esta forma y proactivamente iremos revertiendo la situación. Sin condiciones, con proactividad. Ánimo y resiliencia.

Pasamos ahora a la segunda parte del libro, los hábitos de la victoria pública.

Hábito 4: Pensar en ganar/ganar

El ganar/ganar es una filosofía de vida, una forma de entender las relaciones. Ya sean estas entre personas, entre empresas, persona-empresa, etc. Las opciones alternativas al ganar/ganar son:

  • Gano/pierdes
    Gano pero la otra parte pierde. Este resultado prolongado en el tiempo provocará de seguro problemas. Cuando el otro siempre pierde, un día dejará de querer hacer tratos contigo.

Pierdo/pierdes
Puede parecer a priori una opción un tanto descabellada pero si estás centrado en que la otra parte pierda, puede que tu también acabes perdiendo.Pierdo/ganas: Perder siempre acosta que otro gane siempre, tampoco es la mejor de las opciones. Hay personas que con tal de no “provocar” malestar se conforman en perder si la otra parte gana.

  • Gano: independientemente de los efectos colaterales. Ganar por ganar.

Habitualmente la mejor opción será el ganar/ganar pero no siempre es así.

Otra opción es la de “no hay trato”. Una opción muy potente. Es además muy interesante que esté sobre la mesa para que las dos partes se esfuercen en llegar al ganar/ganar.

No siempre es posible la opción de no hay trato pero es importante tenerla en cuenta siempre que sea posible para hacer que las dos partes se centren en el ganar/ganar.

Las dimensiones del ganar/ganar

Para ganar, debes saber que significa ganar para ti. Esto es lo que Covey habla en los 3 primeros hábitos en la parte de la victoria privada. Las dimensiones del ganar ganar son:

1. El carácter

En este punto se consideran la integridad, que ya he explicado anteriormente que es la voluntad independiente, el mantener las promesas, etc.  la madurez y la mentalidad de abundancia.

Covey define la madurez como el hecho de expresar tus inquietudes y pensamientos con respeto hacia los demás. Para llegar al ganar/ganar deberemos tener grandes dosis de consideración combinadas con también una gran dosis de coraje para expresar lo que piensas.

Por otra parte y en relación a la mentalidad de abundancia.

Tener una mentalidad de abundancia significa entender que el hecho de que tu ganes no siempre implica que otro pierda. Hay de todo para todos.

2. Las relaciones

Las relaciones con las otras personas es un aspecto fundamental del ganar/ganar. Para ello debes ir haciendo aportaciones e ingresos positivos en la cuenta bancaria emocional de las distintas relaciones.

3. Acuerdos

Explicitar los acuerdos centrados en resultados y no en métodos para alimentar la capacidad productiva, para mantener el equilibrio P/CP.

En cuanto a los acuerdos, Covey cita 5 puntos:

  • Resultados: qué y para cuando.
  • Directrices: principios a tener en cuenta.
  • Recursos: recursos con los que se podrá contar para la tarea.
  • Rendición de cuentas: cómo y cuando se va a realizar la evaluación.
  • Consecuencias: qué consecuencias tendrá el trabajo bien hecho o mal hecho en base a los criterios definidos anteriormente.

La filosofía del ganar/ganar funcionará en una empresa siempre que se incentive esta filosofia de hacer las cosas. Al fin y al cabo, según Covey:

Uno consigue lo que recompensa.

Los hábitos 5 y 6 de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva son el de “procure primero comprender y después ser comprendido” y “sinergice”.

Hábito 5: Primero comprender, después ser comprendido

Con justamente esa clara idea “Primero procura comprender y, después ser comprendido” Covey empieza este capítulo. Empieza reflexionando acerca de lo fácil y natural que nos es – a los seres humanos – caer en la precipitación de dar consejos sin antes haber comprendido realmente y profundamente a la otra persona.

Escucha para comprender y no para pensar en responder

Para Covey, las personas por naturaleza están más pendientes de pensar en la respuesta a lo que nos están explicando que en comprender la otra persona.

Y es que para influir primero en alguien, este alguien tiene que confiar en ti. Y para que confie en ti, tiene que saber que lo comprendes y que estás actuando de forma natural, estás actuando y mostrando exactamente como eres. Sin engaños ni comportamientos incongruentes en función del momento o contexto.

La escucha empática

La escucha empática es precisamente como Covey define a la escucha que se centra en comprender. En este capítulo de los 7 hábitos se habla de que escuchamos de varios modos distintos:

  • Ignorando: es decir no escuchando.
  • Fingiendo: respondiendo con el típico “Ahá” o “sí” y dando la razón sistemáticamente.
  • Escucha selectiva: cuando se escucha lo que a uno le da la gana.
  • La escucha atenta: cuando se presta atención a lo que la otra persona dice.
  • La escucha empática: La más compleja pero más gratificante de todas. La escucha con el objetivo de comprender.

Dato importante en este punto:

Según los expertos en materia de comunicación sólo un 10% de lo que una persona comunica lo hace a través de las palabras.

¡¡Sólo un 10% a través de palabras!! Un 30% se comunica a través de sonidos varios y… un 60% de la comunicación está en el lenguaje corporal. (Postura, movimiento de manos, inclinación de la cabeza, si andamos, si estamos quietos…)

El principio de primero comprender y después ser comprendido es aplicable y válido en todos los campos, como por ejemplo el campo de la venta.

El vendedor aficionado vende productos; el profesional vende soluciones a necesidades y problemas.

Covey refuerza el mensaje reproduciendo varios diálogos y comentando experiencias personales que ayudan a interiorizar y comprender el mensaje.

Procurar ser comprendido

Si ya has logrado la primera parte, la de procurar ser comprendido, ahora falta la segunda: el procurar ser comprendido. Proceso clave para conseguir acuerdos del tipo “Ganar/Ganar” y para ello será necesario coraje para expresar lo que queremos y sentimos.

Covey insiste mucho en la importancia de los primeros hábitos, los hábitos de la victoria privada, entendernos. Para llegar al ganar/ganar, tienes que saber que es para ti “ganar”. Nadie lo puede hacer por ti.

Argumenta y explica tus ideas y convicciones de forma clara y adaptando el mensaje al contexto en el que te encuentres.

No sé trata de dar un gran monólogo. Se trata de ser claro y auténticos y mostrarnos de esta manera.

El quinto hábito, depende de ti

Este hábito esta justo en el centro de lo que Covey llama en anteriores capítulos “el círculo de influencia”.  No hay dependencias, no hay excusas. Deja a un lado las palabras vacías y la preocupación por lo que vas a decir. Céntrate en comprender y a partir de ese punto ya te preocuparás de expresarte.

Hábito 6: Sinergice

Una relación es sinérgica cuando el resultado obtenido de ésta es superior a la suma de los resultados que cada parte por separado hubiera generado.

La sinergia se puede entender como un 1+1=3 🙂

Covey habla en este punto de afrontar las relaciones, operaciones, etc. con la mente abierta; si bien también es cierto tendremos esa incertidumbre de no saber exactamente el resultado que se va a obtener.

No nos estamos apartando del hábito de empezar con un fin en mente sino que lo estamos aplicando, dejando a un lado los miedos y la comunicación defensiva para abrirnos a la comunicación abierta, la comunicación sinérgica.

Esta apertura a nuevas posibilidades y de la mente te puede llevar a la emoción y el descontrol para obtener nuevas alternativas y enriquecedoras experiencias. Requerirás coraje para abrirte y reconocer tus ideas y deseos. Pero según Covey, valdrá la pena. 😉

Sinergia y comunicación

Covey muestra aquí un ilustrativo diagrama sobre la relación que tienen la confianza y la cooperación con el tipo de comunicación.

  • Una confianza baja, junto con una cooperación baja da lugar a una comunicación Defensiva – del tipo gano/pierdo o viceversa.
  • Una confianza y cooperación media da lugar a una comunicación cordial y respetuosa. Sin más. Pura transacción.
  • Con una confianza y cooperación alta conseguimos la comunicación sinérgica del tipo Ganar/Ganar.

la tercera via

Cuando, aparentemente, dos personas desean cosas diferentes parece difícil llegar a un acuerdo del tipo ganar/ganar. Especialmente para estas situaciones, una comunicación sinérgica puede llevar a un nuevo plan que a nadie de las dos personas se le había ocurrido por separado y, en cambio, esta es una opción que satisface a ambos. De modo esquemático:

  • Juan quiere “A” y María quiere “B”
  • Aparentemente si hay “A” no hay “B” y viceversa.
  • Cuando Juan y María sinergían, se comprenden profundamente y entienden porqué el otro quiere lo que quiere.
  • Con esto en mente, Juan y María empiezan una ilusionante y enégica conversación para llegar a “C”.
  • “C” es la tercera via, una solución que satisface a ambos.

Con la comunicación sinérgica ya no es cosa de blanco o negro.

Valorando las diferencias

Valorar las diferencias es entender que:

  1. No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos. Con nuestros paradigmas.
  2. Dos personas pueden no estar de acuerdo en algo y tener razón las dos.
  3. No todo es blanco o negro.

Comunicarnos con alguien que piensa distinto a nosotros es una oportunidad para ampliar nuestro punto de vista y una oportunidad para practicar la comunicación sinérgica.

Hábito 7: Afilar la sierra

Y llegamos al séptimo y último de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Esta último hábito se centra en la Capacidad Productiva personal. El preservarse uno mismo.

El Afilar la sierra hace referencia a imaginarnos a un una persona cortando un árbol, si no para a afilar la sierra cada vez la sierra cortará menos y su CP bajará. En cambio, si para un momento a descansar y afilar la sierra irá más rápido en completar la tarea.

Las 4 dimensiones para renovar la CP personal

  • Físico: Hacer ejercicio, alimentarnos con una buena nutrición y vigilar con el estrés.
  • Espírito: Tener claro nuestros valores y comprometernos con éstos. Meditación y mindfulness.
  • Mente: Leer, escribir, planificar, visualizar (primera creación en empezar con un fin en mente)
  • Social/emocional: Empatía, sinergia, seguridad interna, paz mental. (Vivir acorde a nuestros valores)

Para trabajar estas distintas dimensiones es necesario centrarse en el cuadrante 2 (hábito 3, primero lo primero). Lejos de las urgencias del cuadrante 1. De otra forma es difícil encontrar esos momentos para afilar la sierra, recargar las baterias.

Sé proactivo, empieza con un fin en mente y haz primero lo primero. Sé dueño de la primera creación y ponte en marcha. Este séptimo hábito de afilar la sierra engloba todos los hábitos anteriores.

Según Covey, esta renovación aportará liderazgo sobre tu vida.

Nota personal sobre afilando la sierra

Por experiencia propia, quiero añadir que para trabajar este punto puede ayudar el hecho de tener una rutina de mañana o morning routine. Puedes planificar actividades para trabajar las dimensiones anteriores a primera hora de la mañana. De esta forma te aseguras que hay espacio en tu vida para afilar tu sierra.

equilibrio entre las 4 dimensiones y los 7 hábitos

Ya sea a nivel personal o a nivel de organización, como casi siempre la clave reside en no descuidar ninguna de las dimensiones. Además están profundamente relacionadas. Progresar en una nos hará progresar también en otra.

+ Proactividad
|||
VV
+ Liderazgo personal
|||
VV
+ Administración de este liderazgo
|||
VV
+ Actividades del cuadrante 2
|||
VV
+ Procurar comprender
|||
VV
+ Soluciones tipo Ganar/Ganar

Cuanto + Progresión => + Mejora de los hábitos

Junto con la renovación de nuestro CP para dar aire a todo lo anterior y estar en lo que Covey llama una espiral ascendiente de crecimiento y perfeccionamiento continuo. Divide esta ciclo en aprender, comprometerse y actuar. Cada vez aprendemos a un nivel superior, nos comprometemos a un nivel más alto y actuamos en consecuencia para ir avanzando en esta espiral.

Opinión de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

El libro está muy bien estructurado, con muchos ejemplos que soportan todos los hábitos y además en cada hábito Covey sugiere ejercicios al lector para poner en práctica e ir mejorando su vida paso a paso.

El leer los 7 hábitos de la gente altamente efectiva ha sido un cambio de chip al enfocar las cosas. El por qué, el ser independiente, cumplir tus promesas, actuar acorde a tus pensamientos y valores. Me parece toda una parte sensacional hacia la independencia de uno mismo. Este camino es duro ya que requiere de una sinceridad total con uno mismo y puede que las respuestas que encuentres te sorprendan. Quizás estás viviendo totalmente en sentido contrario a lo que tienes en tu interior, a lo que tu sientes.

La segunda parte del libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva se centra en la victoria pública y en el conseguir relacionarnos de forma efectiva con otras personas también independientes. Increíble.

Finalmente, Covey habla de afilar la sierra com un elemento que da soporte al resto. No debes descuidar la CP para centrarte en la P. A recordad la fábula de la gallina de los huevos de oro.

Y hasta aquí el resumen de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Covey. Este es un resumen que me ha ayudado a interiorizar los distintos hábitos así como para compartir algo que me gusta.

Siéntete libre de dejar tu comentario acerca de este resumen del libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. Espero que te haya gustado. 😉